Voto Tota Pulchra - Archivo histórico

Aplicaciones anidadas

4.3. Voto Tota Pulchra

4.3. Voto Tota Pulchra

Voto Tota Pulchra, A.H.N., Sección de clero, Leg. 2.408. Los ciudadanos oscenses hacen un voto solemne para aplacar a la divinidad definitivamente. En realidad, el contagio se dará por acabado de forma oficial el 13 de abril de 1652, pero las procesiones y las acciones de gracias ya habían comenzado anteriormente. El acto de conclusión de esta tragedia tiene lugar el 29 de agosto de 1652, cuando se manda celebrar solemnemente, como un día de difuntos adelantado, el funeral por todas las víctimas de la pestilencia.

 “…

Vottos echos por el concejo general de la ciudad de Huesca, para aplacar la yra de Dios Nuestro Señor en la calamidad de pestilencia que padece en el año 1651 (sic), juramento de observarlos, y decreto y aprobacion del Illustrisimo Señor Obispo de Huesca.

(con letra posterior) Votos de la ciudad. Puede colocarse en San Francisco o Loreto//…

…fue propuesto por el dicho señor Prior de Jurados como, haviendose acudido al reparo del contagio con que Dios Nuestro Señor castiga a este pueblo por sus pecados, assi con remedios spirituales como temporales, y viendo que siempre continua su justa yra, para aplacarla y obligar a Su Divina Magestad, sea servido por los meritos de Su Santissima Passión, intercesión de la gloriosiss[im]a Virgen Maria, Sus (sic) Madre y Señora Nuestra, de todos los santos y santas, en particular de nuestros patrones y advogados, mirarlo con ojos de misericordia, sea acordado viniendo bien el (sic) ello el dicho concejo de haçer los votos infrascriptos, juzgandolos por medios eficaces para conseguir de Dios Nuestro Señor, con viva fe y entera confiança, el consuelo y remedio que se pretende…

… con entrañable affecto, viva fe y esperanza cierta de que Dios Nuestro Señor ha de mirar este su pueblo aflixido con ojos de misericordia, y que la Virgen Santisima, los santos Roque, Orencio y Paciencia han de admitir este pequeño servicio, pues cede y se encamina a mayor honrra y gloria de Dios Nuestro Señor, y an de interceder con Su Divina Magestad para que aplaque Su justa yra y de a este afflixido pueblo el consuelo que de Su divina mano espera, en nombre y voz de dichos concejos y singulares de aquel hicieron los dichos votos, y prometieron de observar y guardarlos perpetuamente e ynviolablemente...”

Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.