Fachada y Puerta de entrada - Casino

Ruta de navegación

Aplicaciones anidadas

Fachada y puerta de entrada

Fachada y puerta de entrada

Fachada  

Llega el momento de acceder al interior del Casino, pero antes fijémonos en su fachada. De estilo manierista y unificada por el color blanco, se completa con los motivos vegetales de los pretiles de piedra calada, rejerías y remates. 

Por dentro y por fuera, el edificio está lleno de flores, palmetas y hojas de cardo, ya sean pintadas, talladas o esculpidas. Incluso en el pretil de la terraza se colocaron tallos metálicos para colgar globos de luz. 

Detalle fachada

Sube los escalones que llevan a la terraza y colócate justo delante de la puerta. Desde ahí puedes ver toda la plaza y toda la plaza puede verte a ti. Por eso, este espacio, siempre acompañado de un selecto servicio de bar ha sido escenario de conciertos y también un lugar perfecto para recibir a personajes ilustres como el empresario y escritor Basilio Paraíso, el general Valeriano Weyler o la hermana de Alfonso XIII, la infanta Isabel de Borbón, “la Chata”.  

Además, la puerta de entrada al Casino, como la fachada, es una obra de arte. De madera de nogal, fue realizada en 1905 por el maestro ebanista oscense Francisco Arnal. Por esa puerta, a través de sus dragones y sus hojas de cardo, se accedía a principios del siglo pasado a un mundo refinado y exclusivo, a un lugar diferente lleno de placeres mundanos. 


 

Texto: Las serenatas.

"Cada día es mayor la animación que reina en la plaza durante las dos horas de esparcimiento musical. La terraza del Casino es insuficiente para contener el gentío que a ella acude, ansioso de sorber con fruición la espumosa cerveza, el rico helado y la bola verdadera. ¿Y en el resto de la plaza? No hay necesidad de repetir lo dicho muchas veces: allí se reúnen y confunden todos los grados de la sociedad. Allí se hermanan en estrecho lazo de amistad la alegre modistilla, la señorita encopetada, la muchacha de servicio, el industrial, el agricultor, el empleado y el sportment, pero con esa intimidad que a todo espíritu socialista llena de entusiasmo y de alegría”.

Diario de Huesca 27 de julio de 1908

* Fotografías cedidas por Vicente Lachén

Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.