Monumento a Lucas Mallada -

Ruta de navegación

Ruta de navegación

Monumento a Lucas Mallada

Autor: Alberto Gómez Ascaso

Localización:

Emplazamiento: En la rotonda que sirve de confluencia entre el Paseo Lucas Mallada, la Ronda Misericordia y la Calle San Vicente de Paúl, en Huesca, en la zona que hoy día forma parte de los terrenos donde se ubica el Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza.

Colaboradores: Fundiciones Torres: fundición en bronce de la escultura que representa a Lucas Mallada y de los dos pájaros. Voragrán: fundición en hierro de los tres elementos óseos.

Materiales: Hierro y bronce para las esculturas, hormigón armado para los pedestales.

Dimensiones (altura/anchura/profundidad): El monumento está formado por seis elementos distribuidos sobre una superficie ovalada de 17,6 metros en su diámetro más largo y 15,2 en el más corto. La figura de Lucas Mallada tiene 2’10 metros de altura, la figura aparece sentado sobre un banco de hierro y sobre un pedestal de 1 metro de altura por 2,8 metros de anchura y 2 metros de profundidad. Los elementos óseos en hierro tienen un 1 metro aproximadamente cada uno, están colocados sobre tres prismas rectangulares de 1 metro cuadrado de superficie por una altura 70 cm el más bajo y 1,30 metro el más alto. Unos de los pájaros tiene una altura de 1,80 metro y está colocado sobre un pedestal de 5 metros el otro de los pájaros tiene una altura de 1,50 metros y está colocado sobre un pedestal de 6 metros de altura.

Cronología: La fecha original del proyecto es el año 2005. El día de la inauguración fue el 30 de octubre de 2006 por el rector de la universidad Felipe Petriz, el alcalde de Huesca Fernando Elboj y el propio escultor. No constan posteriores modificaciones, traslados o cambios de emplazamiento de ningún tipo.

Promotor: Suelo y Vivienda de Aragón S.L. del Gobierno de Aragón

Propietario: Ayuntamiento de Huesca

Inscripciones: La firma del autor A. G. Ascaso grabada en la parte inferior de la figura que representa a Lucas Mallada de quien también aparece el nombre y sus fechas de nacimiento y muerte (1841-1921).

Biografía del representado: El oscense Lucas Mallada nació el 18 de octubre de 1841. Al cumplir 19 años su padre logró una plaza de maestro en Madrid y se trasladó toda la familia a la capital. Allí Lucas se inclinó por los estudios de Ingeniería de Minas, que culminó cinco años más tarde, en 1865, cuando contaba 24 años de edad. En abril de 1867 se trasladó a Oviedo, donde permaneció dos años enseñando en la escuela de capataces de Langreo e inspeccionando las minas carboníferas de la zona. Luego pasó un año recorriendo las sierras de Teruel en busca de nuevas minas y evaluando las ya abiertas. Sin embargo, su mayor afición consistió en recopilar y analizar fósiles, lo que le convertiría en una figura clave de las ciencias españolas. En 1870 fue escogido para formar parte de la comisión encargada de la realización del Mapa geológico de España que fue publicado en 1889. Entre 1880 y 1892 dio a la luz gran cantidad de publicaciones sobre temas científicos, económicos, políticos y sociales. En 1880 fue nombrado catedrático de paleontología en la Escuela de Minas. Fue propuesto para ministro y alcalde de Madrid, pero rechazó estos cargos. En 1895 se le hizo miembro de la Real Academia de Ciencias. Durante los últimos años del siglo XIX y principio del XX, hasta su fallecimiento (el 6 de febrero de 1921) llevó una vida de trabajo riguroso, de enfermedades, y de soledad, que acentuaron su pesimismo vital.

Crónica: En octubre de 2006 se inauguró un conjunto escultórico dedicado a uno de los investigadores oscenses más relevantes dentro y fuera de nuestras fronteras, conocido como el padre de la paleontología española. Al acto de inauguración del monumento de Lucas Mallada acudieron autoridades universitarias encabezadas por el rector de la Universidad en aquel momento, Felipe Pétriz y autoridades municipales representadas por el alcalde de la ciudad, Fernando Elboj. En la jornada de homenaje se destacó la relación que siempre había existido entre Lucas Mallada y la Universidad, de ahí que se eligiera esta ubicación. En su discurso de inauguración el alcalde señaló que la obra sustituye a otra (de Ramón Acín realizada en 1925 que consistía en un podio de piedra con base y pilastras en las esquinas en cuyo frontal tenía una medallón fundido en bronce con la efigie del personaje) que en origen estaba junto al puente de San Miguel y en la actualidad se encuentra en el parque Miguel Servet de la ciudad.

Comentario: El monumento alude a la doble actividad del personaje, de Lucas Mallada. Así se hace referencia a su vertiente cultural y a su carácter científico. Lucas Mallada se debatía entre estas dos preocupaciones como se ve en lo paradójico de sus planteamientos a la hora de presentar su propuesta de división territorial buscando un equilibrio entre superficie y población, entre los problemas científicos y los históricos y culturales. El monumento a Lucas Mallada está formado por seis elementos escultóricos distribuidos en tres grupos. El primer grupo se compone de un elemento central, una figura humana que representa al propio Lucas Mallada que aparece sentado sobre un esquemático banco de hierro donde se lee: "LUCAS MALLADA 1841-1891". El científico tiene un tamaño casi el doble que el natural y por esta razón destaca dentro del conjunto. Aparece con la mano abierta que se extiende al frente en actitud docente. En el rostro de la figura principal son perfectamente reconocibles los rasgos de Lucas Mallada, y su actitud austera y elegante nos invita, con su gesto, a mirar hacia la Universidad, en concreto el campus oscense como fuente de conocimiento. La obra nos sitúa ante un hombre entregado al estudio y preocupado por el mundo que le rodea. A su izquierda encontramos el segundo grupo escultórico. Está compuesto de tres elementos que aluden a la paleontología, una disciplina en la que Lucas Mallada destacó notablemente. Estos tres volúmenes óseos, casi abstractos recuerdan por su forma, algunos huesos fósiles. Están fundidas en hierro, al igual que el banco. Los tres volúmenes óseos, por otra parte, hacen referencia explícita al interés científico que Mallada mostró siempre por la paleontología, disciplina en la que destacó hasta el punto de haber llegado a ser considerado el “padre” de esta ciencia en España. El tercer grupo lo componen dos palomas que se alzan en lo alto sobre sendos pedestales de hormigón y que simbolizan dos de las grandes preocupaciones de Mallada, la ciencia y lo sociopolítico, esto es, la naturaleza y la historia, cuestiones ambas que Lucas Mallada hubiera querido que fueran compatibles en el desarrollo de la sociedad. La Historia y la Naturaleza se representan como dos mundos separados, entre ellos se sitúa el personaje de Lucas Mallada. Son dos ámbitos entre los que se mantuvo durante toda su vida y que pese a su precario equilibrio dedicó todos sus esfuerzos para hacerlos compatibles y lograr una difícil armonía. Cultura y Naturaleza se recortan en el horizonte encarnados por estas dos grandes aves que contemplan la escena desde la altura.

Bibliografía: ANÓNIMO: "Homenaje a Lucas Mallada con un conjunto escultórico", en El Periódico de Aragón, 31 de octubre de 2006, p. 21. ANÓNIMO, "Mallada y el despertar de la paleontología", en Heraldo de Aragón, 14 de enero de 2007. ANÓNIMO, "Instaladas las esculturas del monumento en honor a Lucas Mallada", Web de Radio Huesca.com, 20 de octubre de 2006. IPAS, Ana, "La figura de Lucas Mallada invita a descubrir el campus oscense", en Heraldo de Aragón, 31 de octubre de 2006, p. 20.

Ficha: Natalia JUAN GARCÍA

Biografía del autor: Alberto Gómez Ascaso nació en Zaragoza el 26 de mayo de 1963. Hacia 1979 se inicia en el modelado. En 1982 comienza estudios en la Escuela de Artes de Zaragoza. En 1985 se diploma en Magisterio, en la especialidad de Ciencias Humanas, por la Universidad de Zaragoza. En 1985 decide dedicarse profesionalmente a la escultura. De 1985 a 1994 trabaja en el Taller Libre de escultura del Antiguo Matadero de Zaragoza. En 1987 conoce a Manuel Arcón, cuyo estímulo afianza su carrera, que complementa con una breve estancia de un mes en el taller de Carlo Nicoli de Carrara (Italia). En 1994 abre su propio taller en Zaragoza. Permanece durante tres años en la escuela de Artes de Zaragoza. En 2003 realiza un curso de dibujo del natural en la Universidad de Beaux Arts de París. Entre 2003 y 2004 asiste, durante cinco meses, a la Grande Chaumière de París. En 2005 comienza a trabajar en exclusiva para Zaragoza con la Galería Carlos Gil de la Parra. En 2010 comienza su proyecto personal 'La voluntad de Suerte', un conjunto escultórico compuesto de 15 esculturas de tamaño monumental. En 2011 publica en Editorial Académica Española el ensayo 'El arte como voluntad de suerte'. En 2012 se inicia en el grabado al aguafuerte gracias a la ayuda de Natalio Bayo, siendo Mariano Castillo el estampador. En 2012 comienza a trabajar con la Galería Vivendi de Mark Hachem en París y Nueva York. En los últimos 20 años ha realizado numerosas exposiciones, individuales y colectivas, en diferentes lugares de Europa y Sudamérica. Además cuenta con abundante obra pública en Aragón y Cataluña.

Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.