El censo de posibles viviendas vacías en Huesca es de 5.120 -

Ruta de navegación

Ruta de navegación

El censo de posibles viviendas vacías en Huesca es de 5.120

02/04/2019

En la próxima fase del proyecto se pretende conocer a través de unos cuestionarios la razón por la que se encuentran vacías las viviendas así como sus características

La ciudad de Huesca cuenta con 5.120 posibles viviendas vacías, según el censo realizado por el Ayuntamiento de Huesca a través de la concejalía de Vivienda. El concejal del área, Fernando Justes, ha sido el encargado de dar a conocer hoy los datos.

El objetivo de este proyecto, que se ha desarrollado en dos fases, es que “en un futuro se puedan realizar acciones para incentivar a los propietarios a que saquen sus viviendas al mercado para satisfacer la demanda existe y posibilitar que bajen los precios de alquiler”, tal y como ha explicado Justes.

Para realizar el estudio se han cruzado los datos del Padrón Municipal con el consumo de agua en cada vivienda, lo que ha dado lugar a cuatro tipologías diferentes: en 496 de las viviendas no hay nadie empadronado y cuentan con consumo cero; 617 no tienen empadronados y tienen un consumo inferior a 15 metros cúbicos al año; en 1.461 hay personas empadronadas aunque con consumo cero; y 2.642 tienen personas empadronadas y un consumo menor de 15 metros cúbicos al año. Además, los bancos tienen en propiedad otras 95 viviendas.

Según ha explicado Justes, “hemos incluido en el estudio estos datos de consumo porque, aunque lo haya, se considera un gasto insuficiente para una persona a lo largo del año”. Asimismo ha destacado que, en cuanto al padrón, aunque haya personas censadas en una vivienda “no significa que estén residiendo allí”.

En la próxima fase del proyecto se pretende conocer a través de unos cuestionarios la razón por la que se encuentran vacías las viviendas así como sus características, con el objetivo de desarrollar un proyecto más profundo que posibilite sacarlas al mercado.

Para Justes, este estudio supone “un gran paso debido a que los pisos vacíos constituyen una pérdida de recursos y un problema social”, ya que la falta de vivienda de alquiler “no solo afecta a personas en riesgo de exclusión sino también a jóvenes o familias con pocos recursos o monoparentales”, ha apuntado.

Además, Justes ha enumerado algunas de las posibles acciones que se podrían llevar a cabo para promover la salida al mercado de estas viviendas como “ofrecer un servicio de mediación entre arrendador y arrendatario, garantizar que se realice el pago o garantizar que el piso se devuelva en buenas condiciones”.

Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.