Evocación de Dédalo -

Ruta de navegación

Ruta de navegación

Evocación de Dédalo

Autor: Felipe Coscolla Llana

Localización:

Emplazamiento: Entrada del Paseo de D. Ramón Acín, del Parque Municipal Miguel Servet, Huesca (España). En un principio ocupó la parte central de esta entrada. En 2010 se trasladó a un lado para liberar la visualización del paseo.

Colaboradores: Fundición de 1993 por parte del Ayuntamiento de Huesca bajo supervisión de los herederos, y refundición de 1998 bajo la misma responsabilidad.

Materiales: Bronce sobre basamento de mármol.

Dimensiones (altura/anchura/profundidad): Estatua de bronce: 0,36 x 1,41 X 0,36 Basamento de mármol: 0,7 X 1,23 x 0,7 Total: 0,7 x 2,64 x 0,7

Cronología: Fundición de 1993 (A.M.-Hu Expediente n° tramit. 504/92) a partir de una maqueta original de madera de 1929, la cual pertenece al Legado Coscolla a partir de lo cedido por la familia de Felipe Coscolla al Consistorio Oscense el 15 de abril de 1992, y conservado en el Archivo Municipal de Huesca (A. M. -Hu). Refundida tras sustracción en 1998 (A.M.-Hu Expediente 9611998, Sección Diversos) En un principio ocupó la parte central de la entrada del Paseo de D. Ramón Acín del Parque Municipal de Huesca Miguel Servet. En 2010 se trasladó a un lado de la misma con el fin de liberar la visualización del paseo.

Promotor: Promotor y comitente de la fundición: Ayuntamiento de Huesca, a partir de la maqueta original en madera legada por la familia de Coscolla.

Propietario: Ayuntamiento de Huesca (Ficha Inventario n° 181, Patrimonio, “Dédalo” A.M.-Hu.)

Inscripciones: Parte frontal inferior derecha, sobre el soporte de bronce: ""DEDALO"" Parte frontal central del basamento de mármol: ""HUESCA/ A/ FELIPE COSCOLLA"" Parte frontal inferior derecha, sobre el soporte de bronce: ""DEDALO"" Parte frontal central del basamento de mármol: ""HUESCA/ A/ FELIPE COSCOLLA""

Biografía del representado: Este desnudo masculino evoca el mito griego de Dédalo, con el fin de representar alegóricamente la aviación, dado que este arquitecto y su hijo Ícaro, escaparon del propio laberinto que él mismo había construido para el rey Minos, dotados de unas alas de plumas adheridas unas a otras con cera. La escultura enlaza apollinairescamente la mitología clásica con la modernidad, propia del espíritu del clasicismo modernista que aún caracterizó al ""Noucentisme"" catalán.

Crónica: La pieza en cuestión constituye un homenaje de la ciudad de Huesca a Felipe Coscolla y un reconocimiento a su legado artístico y cultural (efectuada por la hija del escultor Fressia Coscolla bajo su propio deseo y el de su hermana Roser) al Consistorio Oscense el 15 de abril de 1992, del que destaca un boceto de autobiografía de Felipe Coscolla fechado en 1928. También forma parte de este legado la maqueta de esta escultura realizada en talla de madera, la única conservada de las ocho que produjo para ser reproducidas a escala (aproximadamente 2,5 metros), en hormigón y reforzadas con un alma de metal, con el fin de coronar las dos fachadas del actual edificio del Gobierno Militar de Barcelona, construido en 1929 para cumplir entonces la función de Dependencias Militares. Se trata de ocho alegorías: El ara de la patria, El héroe, La Paz, La Fuerza, La Telecomunicación o la Marina, La Libertad, La vida o la Intendencia y Dédalo o alegoría del ejército del aire, todas de Coscolla y de 1929. La primera fundición de la versión oscense de este Dédalo a partir de esta maqueta de madera, se erigió en 1993, la cual fue sustraída y sustituida por otra en 1998.

Comentario: Se trata de un desnudo masculino hercúleo por su marcada musculatura y sus fuertes volúmenes, los cuales muestran en bronce la factura propia de la talla previa en madera. Se presenta en contraposto y con definida ""curva praxiteliana"", conformados al apoyarse sobre su pierna izquierda y relajar la derecha para hacerla avanzar sobre el basamento, el cual se ensancha para albergar las letras en mayúsculas ""Dédalo"". Alza las manos para sostener en diagonal un bimotor sobre la cabeza, protegida por un casco de aviador propio de la época, aunque muy simplificado. A pesar de alzar las capacidades tecnológicas del hombre en su conquista del aire, Felipe Coscolla conservó sólo esta maqueta de las ocho porque quizás se sintiese identificado con la condición de Dédalo de constructor y artesano, lo que le condujo a atentar contra el mecánico, ingeniero y sobrino suyo Perdix. Fressia Coscolla afirmó que ésta era una de las piezas más queridas por su padre de toda su producción.

Bibliografía: ANONIMO : ""Monumento a Dédalo"", en Diario del Alto Aragón, 24 de diciembre de 2006. LASAOSA SUSIN, Ramón, Felipe Coscolla escultor, La Val de Onsera, Huesca, 1998.

Ficha: Manuel Sánchez Oms

Biografía del autor: Felipe Coscolla Plana (1880-1940), escultor natural de Graus (Huesca), se especializó en la imaginería religiosa tras una formación no académica como aprendiz en los talleres de diferentes artistas en Barcelona (con seguridad con Francesc Guiu y Pere Bernadás). A esta ciudad emigró con su familia hacia 1887, donde también recibió clases en el Ateneo de la Calle del Carme y en la Escuela de Bellas Artes de la Llotja. Casado y con dos hijas emigró a Santiago de Chile en 1907 en busca de trabajo. Ahí recibió sus primeros encargos por parte de numerosas iglesias y centros religiosos. En 1913 regresó a Barcelona, donde permaneció y trabajó hasta su muerte. Además de su producción religiosa, asumió el estilo del ""Noucentisme"", bajo el cual cultivó la escultura caricaturesca, el desnudo y a la temática alegórica.

Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.