Bandera

 

La bandera de Huesca, hermosa y extraña a la vez, tiene una historia realmente singular.

 

Bandera Actual de Huesca

 

 

Sus elementos principales son:

  • La cruz o aspa roja de San Andrés,en la que este ápostol sufrió martirio.

  • Una serie de complejos motivos de carácter geométrico, en colores blanco, rojo, amarillo y verde.



 

Este curioso emblema, cuyo origen último esta en Borgoña, llegó a España con el Emperador Carlos V, primer monarca de la Casa de Austria. Entre los siglos XVI y XVIII, se convirtió de hecho en la "bandera" de España, hasta que fue sustituida por la actual enseña rojigualda.

La cruz o aspa roja podía aparecer sobre fondo blanco - así figura todavía, por ejemplo, en la cola de los aviones militares españoles o en la bandera del Estado norteamericano de Florida, una antigua colonia de España -, o bien, como en la bandera de Huesca, sobre un abigarrado y colorista fondo de tipo geométrico.

En los siglos XVI y XVII, las Compañías formadas por vecinos de Huesca que el antiguo Concejo reclutaba en caso de guerra o grave peligro salían a campaña llevando ya banderas muy similares a la actual.

En esa época, no obstante, Huesca contaba con otra notable bandera o estandarte: la del Ángel Custodio, en la que figuraba, justamente, la imagen de un ángel, como protector o tutelar de la ciudad. La capilla de la Casa Consistorial estaba de hecho puesta bajo la advocación de la Virgen de los Ángeles, y una de las cuatro fuentes de Huesca era la fuente del Ángel. La figura del Ángel Custodio, como una especie de patrón municipal, era relativamente común en las ciudades de la Corona de Aragón.

Texto: Carlos Garcés Manau. Historiador.