Control de aves gregarias

Las palomas siempre han estado presentes en las plazas, jardines y edificios de las ciudades, adornando y alegrando los lugares donde están presentes. Sin embargo, en las ciudades no existen sus depredadores naturales y sí alimento y refugio con facilidad, lo que se traduce en una presencia excesiva de las mismas y en un incremento de suciedad en edificios y plazas, aumento de enfermedades respiratorias, desperfectos en tejados y canalones, además de daños en esculturas y monumentos de valor histórico debido al carácter ácido de sus excrementos.

Para minimizar los efectos de una excesiva población resulta obligado controlar el nivel de población, (no erradicarla), para que sigan alegrando estas plazas y jardines de la ciudad sin un perjuicio sobre las personas e inmuebles.


¿Cómo se aborda la problemática desde el Ayuntamiento?

El Ayuntamiento de Huesca debido a la especialización de los medios a utilizar, contrata servicios externos para el control de aves gregarias perjudiciales. Con diferentes métodos de captura, cebo e inhibición se consigue mantener la población de la ciudad y sus barrios rurales en un número de palomas razonable al entorno de su asentamiento.

En ocasiones, dichos asentamientos están en propiedades particulares y son los vecinos quienes comunican al Ayuntamiento tal hecho. Posteriormente, la empresa contratada contacta con los propietarios y acceder al lugar para estudiar el problema junto a  los servicios Técnicos Municipales.

Asímismo se ha observado que gran cantidad de palomas que dormitan en la ciudad se alimentan en granjas cercanas, almacenes de cereales, etc., de ahí que se haya ampliado el ámbito de actuación hacia los Barrios Rurales desde el año 2012.


Estrategias yjaulas palomas trabajos de control.

La estrategia municipal se ajusta tomando en consideración la información directa del servicio y la colaboración de ciudadanos afectados por el exceso de población. De esta forma se evalúa la colocación de jaulas-trampa y púas anti-palomas según la localización de asentamientos  masivos, se reduce el hábitat favorable (ej. palomares urbanos en casas abandonadas) y se utilizan inhibidores de reproducción, sin perjuicio de la consideración de la biología de esta ave.

Considerando en todo momento la legislación vigente, las jaulas trampa utilizadas en las capturas cumplen la legislación vigente de bienestar animal, por lo que dichas jaulas están provistas de comida y agua, para que no haya mortandad en el interior de las mismas; lo cual también redunda positivamente en disminuir la cantidad de enfermedades que pueden transmitir las aves por fallecimiento de las mismas en el interior de las jaulas.


Datos de interés.

• El Ayuntamiento de Huesca, realiza este control de población desde el año 2005.

• Hasta la fecha actual se han capturado más de 24.000 ejemplares que han sido donados a la Asociación Amigos del Buitre.