Trabajar en Verano

"El verano pasado cuando terminó el curso pensé que me podría venir bien sacar algo de dinero para mis vacaciones y para el curso siguiente. Di unos toques a mis amigos y me pasé por una tienda que está cerca de casa. No me salió nada. Después me dijeron si quería trabajar en la cooperativa del pueblo, pero tenía que irme allí. Al final no pude trabajar y este año lo voy a intentar otra vez..."

Si quieres trabajar y además en verano, es importante que te hagas unas cuantas preguntas.

¿Por qué?
Necesitas dinero para San Lorenzo o para las vacaciones. Quieres aprovechar el verano y ganar algo para el resto del año. Te interesa ir cogiendo experiencia en algún oficio o ir realizando trabajos relacionados con el módulo que vas a empezar. Ten claro un motivo. Encontrar trabajo exige que pongas bastante de tu parte y conservar ese trabajo todavía más.

¿De qué?
Qué sabes hacer. Piensa el tipo de tareas que quieres realizar. Al aire libre, de cara al público. Ten un objetivo claro. No vayas por ahí pidiendo trabajo "de cualquier cosa". Está bien ser flexible pero si concretas será más fácil que te llegue información.

¿Cuándo y dónde?
Decide qué horarios puedes hacer (turnos, fines de semana), qué periodos vas a trabajar (hasta agosto, desde fin de curso) y dónde quieres estar (en Huesca, "no muy lejos de casa", en la montaña, en la playa). Piensa que hay trabajos de temporada, desde junio a septiembre, o periodos en los que la gente se va de vacaciones y puede hacer más falta personal para sustituirlos.

La empleabilidad, ¿qué disponibilidad tengo?
Si ya te has empezado a hacer preguntas ya estas haciendo tu diagnóstico de empleabilidad, es decir, hasta que punto tengo posibilidades de encontrar y mantener un puesto de trabajo concreto. Por ejemplo ¿puedo trabajar en un bar o restaurante en Huesca si en San Lorenzo quiero tener fiesta?, ¿aguantaré mucho tiempo en un supermercado si no me gusta estar de cara al público?. La combinación de horarios, periodos de tiempo, lugares, tareas y tu disponibilidad en general van a determinar los trabajos que puedes realizar.

Puntos fuertes y puntos débiles / Lo que tengo y lo que no tengo.

Si no has trabajado hasta ahora tu primer punto débil es la falta de experiencia. Es algo que no tienes, pero piensa sobre todo en lo que sí tienes: estas dispuesto a comprometerte para todo el verano, tienes ganas de aprender, eres puntual, puedes trabajar fines de semana, no fallas los lunes. Cuando te planteen los problemas tendrás que poner encima de la mesa las soluciones.

¿Cuándo empezar a buscar?
Ahora. En junio hay muchas empresas con todo el personal contratado para las necesidades del verano.

¿Cómo buscar?. La teoría del queso.
Imagina un queso entero. Imagina que ese queso lo forman todas las ofertas de trabajo que hay en Huesca durante un año. Pues bien, más de la mitad de ese queso, en ocasiones las tres cuartas partes (¡vaya pedazo!) son ofertas de empleo que no llegan a hacerse públicas. Lo podríamos llamar "el mercado oculto". El mercado visible lo forman las ofertas que podemos ver en los periódicos, en Internet, en la oficina de empleo o en las empresas de trabajo temporal (entre otros).

Si queremos queso será más probable que encontremos en la parte "oculta", hay más. Para la otra parte, la que se ve, es suficiente con mirar y apuntarse en esos lugares. No dejes de hacerlo.

Para entrar en el mercado oculto es necesario que pongamos en marcha una operación comercial personal. Hay que decirle a mucha gente que queremos trabajar, aclarando de qué y cuándo. Es muy importante tratar de obtener el máximo de información de cada persona con la que hablemos. Después, basándonos en la información que tenemos, iremos directamente a las empresas y nos ofreceremos para trabajar. Es más complicado que mirar en un periódico pero es mucho más efectivo; menos competencia y más rapidez.

Para el queso que todos ven hay que hacer cola, para el que está en la trastienda basta hablar con el encargado o la encargada de la tienda.

Si tu tuvieras una empresa

Cuando necesitaras una persona para trabajar en verano tendrías muy claro el perfil profesional apropiado. Unos conocimientos, si es posible algo de experiencia y, sobre todo, ganas de trabajar y buena disposición para aprender y para adaptarse con rapidez... "es un trabajo de verano, no me interesa que se desenvuelva bien en septiembre"..., sabrías perfectamente cuándo tiene que empezar y dónde vas a ir a buscar..."anuncio en el periódico, la oficina de empleo...o mejor hablaré con mis trabajadores, o quizá alguien pase a dejar el curriculum, cada vez viene más gente"...

En positivo

Hay muchas empresas que necesitan trabajadores en verano. Aprovecha la ocasión para conocer gente, amplía tus contactos, utiliza todos los recursos a tu alcance. Es un buen momento para llamar a esos amigos para los que nunca encuentras un hueco. No dejes pasar ninguna oportunidad, si te dan un teléfono o una dirección ve enseguida, los puestos de trabajo duran libres lo mismo que un aparcamiento el fin de semana. Piensa sobre todo en tus capacidades y ten claro que cuantas más flechas dispares es más fácil que hagas diana.

Si no puedes contestar a alguna de estas preguntas u otras que te surjan pásate por el Matadero... por el de los corderos no, por el Centro Cultural.