Salud

"Oye, que han montado una Asesoría Sexológica de esas en Huesca"

- Oye, que han montado una Asesoría Sexológica de esas en Huesca.
- ¿Qué dices tía? ¿En serio?
- Sí claro. Mira el folleto. Aquí lo tengo.
- ¡Anda! Es cierto.
- ¿Por qué te extrañas tanto?
- ¡No sé! Ya me dirás tú quién va a ir a ver a alguien que no conoces de nada a contarle tus paranoias sexuales.
- Pues en la mayoría de las ciudades ya hay servicios de este tipo para cualquiera que le apetezca ir. Algunas llevan muchos años funcionando.
- ¡Menuda vergüenza! Yo desde luego paso.
- Ya, es cierto. La verdad es que debe dar mucho corte, pero me imagino que si la montan es porque alguna utilidad tendrá. 
-  Sí. ¿Y qué voy a ir a contarle? ¿Si tengo el pito grande o pequeño? ¿Si follo o no follo? ¿Si me gusta ésta o aquella?
- ¡O, en tu caso, qué pasa si te gustan todas! Ja, ja...
- Eso, eso. O que me enseñen a poner el condón... ¡Vamos hombre!
- Pues tío, no sé. Supongo que alguna vez nos puede ser de utilidad.
- Pero bueno, si además esto de follar tampoco debe ser tan complicado.
- Cuando todo va bien puede, pero a veces las cosas se complican...
- ¡Qué sabrás tú!
- Más que tú, ignorante. Además no se trata sólo de follar. Hay muchas otras cosas que te pueden preocupar, dar mal rollo y agobiar ... o simplemente interesar.
- Ya. La verdad es que, je, je ... siempre me he preguntado por qué las tías sois tan raras...
- Y los tíos tan guarros ...
- ¡Y tan estrechas!
- Y tan estúpidos ...
- Y vosotras tan moñas ...
- Y por qué los tíos sois tan fanfarrones....
- Y las tías tan cagadas...
- Y... Sí, es cierto, tenemos miedos ... Y vosotros también.
- Sí. Nosotros también. ...
- ¿Me das el folleto?
- Sí. ...
- ¿Y un beso?
- Sí, también te doy un beso.

asexoria@huesca.es