Fondos de cohesión

 

El Fondo de Cohesión financia proyectos de inversión pública en los Estados miembros de la Unión Europea que tienen un PNB per cápita inferior al 90% de la media comunitaria (en términos de paridades de poder adquisitivo), destinados a mejorar el medio ambiente y la integración en las redes transeuropeas de transporte. Aporta con carácter general entre el 80 y el 85% de los costes subvencionables de estos proyectos.

Su origen puede remontarse al Acta Única Europea de 1987, que introduce por primera vez la cohesión económica y social como política de pleno derecho de la Comunidad, pasando por tres diferentes etapas:

  1. Para el período 1993-1999 se destinaron 15.000 millones de ecus (de 1992); correspondiendo a España el 55% del total. El resto se destinaron a Portugal, Irlanda y Grecia.
  2. Para el período 2000-2006, se dotó con 18.000 millones de euros, de los cuales 11.160 fueron para España). A partir de 2004, Irlanda dejó de ser beneficiaria del Fondo. En cambio, en Mayo de 2004 se han incorporado como beneficiarios de este Fondo los nuevos países miembros de la Unión Europea: Chequia, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Hungría, Lituania, Letonia, Malta, Polonia; y en 2007, Bulgaria y Rumanía.
  3. Para el nuevo período de programación 2007-2013, la Comisión Europea ha aprobado una nueva regulación que, manteniendo ciertas características esenciales del Fondo -tales como los requisitos de los Estados para ser beneficiarios, el límite de la ayuda (85%), y la condicionalidad del Fondo- modifica su gestión, integrando sus actuaciones en programas operativos.
    En euros corrientes la dotación total aproximada es de 69.578 millones de euros, de los cuales España se beneficiaría de 3.543 millones de euros

Más información: